Leonardo Boff

Leonardo Boff

Teólogo y Ecologista Brasileño

Leonardo Boff, nació en Concordia en 1938, es un teólogo, filósofo, escritor, profesor y ecologista brasileño. Su nombre de pila es Genésio Darci Boff, pero como religioso adoptó el nombre de Leonardo. Es uno de los fundadores de la Teología de la Liberación en los años 60 y 70, que fue censurada por el Vaticano, además es autor de más de 40 libros. Conocido por su apoyo activo a los derechos de los pobres y marginados dentro del marco de la Teología de la Liberación. Activo dirigente del movimiento ecologista a nivel mundial.

Boff plantea que la “La ecología es un nuevo paradigma, tenemos que ir a un reencantamiento, que es vivir ‘junto’ y no ‘a costa’ de la naturaleza. No es medio ambiente, es ambiente entero”, se necesitan “cambios en los hábitos humanos” frente al planeta y una nueva “espiritualidad, buscar el sentido profundo de vivir en la naturaleza”.

En ese sentido, destaca que “otro mundo es posible” dentro de una “convivencia con la naturaleza” y afirma que “la Tierra ya no aguanta la perspectiva de dominación del hombre”, surgida de la tradición judeo-cristiana a la que consideró “parte de la crisis”. El teólogo y filósofo sostiene que la “lógica que oprime países es la misma lógica que devasta la naturaleza. Eso tiene que ser superado”. También ecologista, consideró que los indígenas “son el sujeto político nuevo en el continente” porque en los últimos años han conseguido “imponer agendas a los gobiernos”.

Boff plantea que si hay un puente entre teología y ecología. La Teología de la Liberación nació escuchando el grito del oprimido: pobres económicos, indígenas, afrodescendientes, mujeres. Hoy gritan las aguas, los bosques, los animales, es toda la Tierra la que se hace escuchar. Dentro de la opción por los pobres y contra la pobreza debe ser incluida la Tierra y todos los ecosistemas. La Tierra es el gran pobre que debe ser liberado junto a sus hijos e hijas condenados. Y la opción por los pobres es la marca registrada de la Teología de la Liberación.

La mayoría de los problemas ecológicos son causados por las naciones más ricas. La causa principal del clamor ecológico es el tipo de producción y consumo que se impuso desde los países ricos sobre todo el mundo. Este sistema explota las personas, las clases, los países, y la Tierra. La consecuencia la notamos ahora con el calentamiento global que puede poner en riesgo la biodiversidad y, en el límite, a la especie humana. A los pobres les cabe gritar, denunciar y luchar para que se cambie este paradigma tecnocientífico y la cultura productivista y consumista. Caso contrario vamos todos al encuentro de lo peor. No hay un arca de Noé que salve a algunos y deje perecer a los demás. O nos salvamos todos, o perecemos todos. Los pobres son aquellos que por su situación de explotados ven mejor la perversidad de este sistema antivida.