Día Mundial de los Océanos 2016

Día Mundial de los Océanos 2016

Océanos sanos, planeta sano

En este año 2016 el mundo comienza a poner en práctica las promesas formuladas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

El mensaje de la UNESCO en el Día Mundial de los Océanos es claro: los océanos son fundamentales para seguir avanzando.

Pese a los efectos cada vez mayores que provoca la actividad humana en el medio ambiente marino, los océanos siguen siendo un vector importante en la erradicación del mayor desafío que afronta el mundo en la actualidad: la pobreza extrema. Los océanos son parte integrante de nuestro planeta, y un componente absolutamente esencial de la vida humana, los medios de vida y el medio ambiente que nos sustenta. De la pesca y el turismo al transporte y la regulación del clima, los océanos son clave para la aplicación de la nueva agenda mundial.

Especialmente en el caso de los países en desarrollo, las costas y los océanos proporcionan múltiples oportunidades económicas para asegurar que nadie se quede atrás en el esfuerzo por lograr un desarrollo sostenible y más equitativo. Ya sea en la costa como en alta mar, la salvaguardia de la biodiversidad de los sitios marinos es fundamental para garantizar el uso sostenible a largo plazo de los valiosos recursos naturales.

La UNESCO, por conducto de su Comisión Oceanográfica Intergubernamental, trabaja en todos los frentes para prestar apoyo a sus Estados Miembros en la aplicación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 relativo a los océanos, así como de todos los demás objetivos y metas pertinentes de manera inclusiva y basada en un enfoque científico integrado. El desarrollo de las capacidades nacionales en materia de investigación científica marina es una condición previa para entender y preservar los océanos, su medio ambiente y los numerosos recursos que ofrecen.

La Comisión Oceanográfica Intergubernamental tiene el compromiso de fomentar la elaboración de políticas nacionales que promuevan un crecimiento sostenible basado en los océanos y con conciencia ecológica.

Nuestro mensaje es que unos océanos sanos son un planeta sano, y un planeta sano es absolutamente esencial para el bienestar de las generaciones futuras.

Ya sea en la erradicación de la pobreza o en la regulación del clima, la conclusión es que los océanos son importantes. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París, las negociaciones sobre la protección de la biodiversidad marina en alta mar y otros marcos de políticas globales han despejado el camino para la preservación y la recuperación de la joya de la corona de nuestro planeta.

El Día Mundial de los Océanos es nuestra oportunidad –la de los encargados de adoptar decisiones, la industria y la sociedad civil, pero también la de usted y la mía– de inclinar la balanza y pasar de los acuerdos a la acción significativa.

Por este motivo, en la Sede de la UNESCO en París y en muchos lugares de todo el mundo el 8 de junio nos movilizaremos en defensa de unos océanos sanos y de un planeta sano. ¡Únase a nosotros!

Irina Bokova
Directora General de la UNESCO