Del conocimiento climático a la acción por el clima

Día Meteorológico Mundial 2015

Desde mediados del siglo XX, las predicciones meteorológicas han formado parte de la vida diaria. Antes de ir al trabajo o a la escuela, las personas consultan el tiempo para saber qué vestir y cómo protegerse. Las predicciones meteorológicas permiten a los agricultores, trabajadores en casos de emergencia y otras instancias decisorias en los sectores sensibles a las condiciones meteorológicas programar sus prioridades de trabajo diarias y semanales. Tales predicciones son cada vez más fiables: actualmente, la predicción meteorológica a cinco días es tan fiable como la predicción meteorológica a dos días de hace 25 años, gracias a los adelantos en la ciencia meteorológica y climática y a la capacidad informática.

Los investigadores están utilizando mejores observaciones y una mayor capacidad informática para estudiar y predecir ciclos naturales y pautas más amplias en el sistema climático. Como resultado de ello, pueden suministrar predicciones climáticas estacionales cada vez más útiles. Por ejemplo, pueden evaluar la probabilidad de que la próxima estación sea más cálida o más húmeda de lo habitual. Las predicciones meteorológicas y climáticas para el mes siguiente, el próximo monzón o estación de crecimiento o el próximo episodio de El Niño/Oscilación del Sur serán cada vez más fiables y útiles en los años venideros.

Además del mayor conocimiento que se tiene sobre la variabilidad natural del clima, los científicos han realizado progresos considerables para entender cómo las emisiones de gases de efecto invernadero de origen antropógeno están alterando el clima. Con base en la ciencia climática y unos escenarios de concentraciones de gases de efecto invernadero, pueden realizar proyecciones sobre cómo cambiará el clima así como evaluar las vulnerabilidades y probables impactos en determinadas regiones. Este conocimiento es invalorable para la planificación a más largo plazo.

Día Meteorológico Mundial 2015