Día Mundial del Inodoro 2016

Dia Mundial del Inodoro 2016

«Aseos y Empleo»

El Día Mundial del Retrete tiene por objeto fomentar la conciencia y estimular la adopción de medidas para hacer frente a la crisis mundial del saneamiento, tema que, a menudo, es pasado por alto o queda envuelto en tabúes.

La celebración de este año se centra en «los retretes y los empleos» y en los efectos del saneamiento (o su ausencia) en los medios de vida y los entornos laborales.

Los retretes desempeñan un papel crucial en la creación de una economía sólida. La falta de retretes en el trabajo y en el hogar tiene graves consecuencias, como problemas de salud que generan absentismo, merma de la concentración, agotamiento y disminución de la productividad. Aproximadamente el 17% de todas las muertes ocurridas en los lugares de trabajo son causadas por la transmisión de enfermedades en el ámbito laboral.

El acceso al agua, el saneamiento y la higiene puede impulsar el crecimiento de las economías. Cada año se pierden unos 260.000 millones de dólares a causa de las malas condiciones de saneamiento y del agua no apta para el consumo. Cada dólar invertido en el agua y el saneamiento genera cuatro dólares de rendimiento económico.

Sin embargo, al menos 2400 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso a retretes y se enfrentan a dificultades para mantenerse saludables, preservar la vida de sus hijos y trabajar en pro de un futuro mejor. La inversión en baños apropiados es especialmente importante para que las mujeres y las niñas cuenten con instalaciones privadas, limpias y seguras, y sean capaces de manejar su menstruación o embarazo en condiciones de seguridad.

El sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible exhorta a la comunidad internacional a garantizar el acceso a los retretes para el año 2030. El cumplimiento de este derecho humano fundamental —el derecho al agua y el saneamiento— es positivo para las personas, las empresas y la economía. Sigamos esforzándonos para lograr un mundo en el que todos cuenten con servicios de saneamiento adecuado y equitativo en todo el mundo.

Ban-Ki Moon | Secretario General de la ONU